Laura Garcia Vitoria

Territorios del conocimiento/Territoires de la connaissance Sociedad del conocimiento/Société de la connaissance : les regards sur l'identité personnelle et professionnelle dans la société de la connaissance

9/06/2007

Jovialista : otro modelo de inmigracion

Mis queridos lectores y amigos:
Como la mayoría de ustedes no dejan sus comentarios en este blog, pero si me escriben personalmente, deseo darles las gracias por ello, pero hoy, deseo compartir con ustedes a uno de mis corresponsales, o mejor dicho, sus escritos. Personaje rico en inteligencia pura y, sobretodo, en inteligencia emocional, esa que ahora está tan de moda…
Hijo de emigrantes trabajadores, cultos y despiertos que no necesitaban emigrar pero que decidieron viajar para descubrir un nuevo mundo, aprender, compartir y sobretodo construir.
Jovialista, mi amigo, es abogado jubilado, que utiliza un seudónimo como escritor, y que para la radio, utiliza Jovialiste, aunque en la radio se lo abreviaron a Jovi. Grand, es otro seudónimo y una de sus menos conocidas acepciones es piano. Le gustó y lo adoptó como nickname, cuando hace muchos años leía las Centurias, libro de Miguel de Nostradamus. Su sentido, al elegir este seudónimo, sería el de un escritor que con las palabras quiere escribir o tocar música con estilo alegre o tal vez jovial. Aunque pretende llegar a escribir textos realmente cómicos.
En la obra citada más arriba, constan los vaticinios sobre el futuro de Francia, y otros sobre el mundo en general. Algunos, piensa él, que se han cumplido, especialmente los concernientes a los siglos XVI, XVII, y XVIII. El es de origen francés, como verán…
Abogado - ahora retirado - se le conoce con el de Dr. E. B., pues antiguamente se suscitó en los Tribunales de Argentina, si los abogados y los médicos eran o no doctores, y a partir de entonces, los abogados están autorizados a usar y ser tratados de Dr. (así abreviado), como consecuencia de un Fallo de hace muchos años de la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina que aceptó la antigua tradición en ese país. Hace unos pocos años, el Colegio Público de Abogados en Buenos Aires, se expidió en el mismo sentido.
Tras cuatro décadas de ejercer como abogado, y mucho tiempo como abogado del Gobierno de Argentina, se le conoce no como escritor que es su actividad actual principal, sino como abogado : Grand Jovialiste (Dr. E.B., abogado).
Sus abuelos no fueron verdaderamente inmigrantes, en el sentido en que en aquellos años los pasajes de los inmigrantes que fueron a la Argentina fueron costeados por la Nación Argentina, se les hacían un contrato por el que la Nación se obligaba a pagarles el pasaje, y les aseguraba una recepción en un llamado Hotel de los Inmigrantes, y luego por las cláusulas de ese contrato se obligaban a cultivar la tierra bajo la condición de que la República luego de un lapso de pocos años se obligaba a darles en propiedad esas tierras cultivadas.
Pero sus abuelos, estaban en otra posición, él era Ingeniero, y ella había heredado varios fundos de viñedos. Allá en las cercanías de Bordeaux, su abuelo, como ingeniero, estaba encargado de las obras de defensa para que las aguas de los ríos Garonne y Dordogne no inundaran tierras cuando las crecidas. La que administraba los viñedos era su abuela.
Sus abuelos, vendieron sus viñedos, y se pagaron el pasaje, por motivos políticos y también porque el abuelo, que era ingeniero, quería desarrollar su vocación profesional.
Llegaron a Argentina, primero en un velero su abuelo en 1882, y luego su abuela en un vapor en 1884, y fueron libres de residir donde quisieron.
Por ello, su abuelo, tuvo una estancia que incendió un malón de indios salvajes, tal vez el último malón, y luego trabajó como ingeniero en el tendido de las vías férreas o sea el establecimiento del tranvía a caballo en la ciudad de la Plata. Luego se fue a Tucumán, donde hizo el trazado en tierra de lo que hoy es la Avenida Mate de Luna que cruza la ciudad actual de Tucumán y después sube por la falda de un cerro Aconquija, tuvo tres minas de oro en Jujuy, construyó muchos puentes ferroviarios y otros sobre un río en Jujuy que hace unos veinte años han sustituído por otro más moderno, así como casas. Uno de sus tíos, Octave, allí fue en aquellos tiempos, director de obras públicas.
Ellos nunca se consideraron inmigrantes, sino extranjeros residentes en Argentina. Por ello, respeto esa posición, aunque pasados los años no pareciera tener importancia si se pagaron o no el pasaje, pero en aquellos años habría una diferencia importante. Nunca se nacionalizaron, pero hablaban castellano perfecto, y entre ellos, se comunicaban en francés.

Y aquí están algunos de sus enlaces,
http://personales.ciudad.com.ar/brieux/32.html
http://jovialistelandia.blogspot.com/
http://joviaventuras.blogspot.com/,
Las fotos digitalizadas de las que dispone son las que figuran en :



http://jovialiste.blogspot.com/
Buena lectura y buen paseo por uno de los mundos y vidas de Jovialiste, bloguero infatigable…

Links to this post:

Créer un lien

<< Home